Back
Image Alt
  /  DACA   /  Cómo afectará la cancelación de DACA

Cómo afectará la cancelación de DACA

296

Los jóvenes migrantes que acompañaron a sus padres en busca de un mejor futuro en Estados Unidos, están a punto de vivir una pesadilla.

Son los llamados Dreamers. Y más de 759 mil se vieron beneficiados del programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals) anunciado el 15 de junio de 2012 por el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Este programa les protegía de una deportación y además les daba un permiso de empleo, número de seguridad social, identificación del estado y licencia de manejo, además de seguro médico.

Ahora, bajo la administración de Donald Trump, El 5 de septiembre de 2017, el Fiscal General Jeff Sessions, anunció el fin de DACA, con lo que las nuevas solicitudes quedaron congeladas.

Se respetan los permisos de trabajo que sigan vigentes hasta su expiración; y a los dreamers que se les vence el DACA dentro de seis meses podrán renovarlo por dos años más.

Del total de los beneficiados, casi el 80 por ciento son de origen mexicano.

El 54% de los dreamers consiguió gracias a este proyecto un empleo que encaja mejor con su formación, mientras el 46% accedió a un puesto con beneficios sociales, como la cobertura médica, según el Center American Progress.

Así que el escenario para muchos de ellos se puede tornar complejo e incluso derivar en la deportación a un país que los vio nacer, pero que es ajeno a su cotidianidad académica, familiar y laboral.

Consecuencias del fin de DACA
Y es que con la nueva política se presentarán diversas consecuencias para los dreamers:
Por una parte, la libertad condicional anticipada para viajar al extranjero ya no está disponible.

-Su DACA es válida únicamente hasta su fecha de vencimiento.

A los que sus permisos de trabajo vencen entre el 5 de septiembre de 2017 y el 5 de marzo de 2018. Las solicitudes de revocación se deberán enviar a más tardar el 5 de octubre de 2017.

En caso de su deportación, Estados Unidos perdería una fuerza laboral de miles de personas; lo que provocaría una perdida de casi medio billón de dólares en la siguiente década de acuerdo a CNNMoney y el Left-Leaning Center for American Progress.

Además los gobierno de los países de origen tendrían que brindar oportunidades de trabajo a aquellos dreamers que sean enviados; pero que tienen la particularidad en algunos casos de no hablar el idioma del país donde nacieron; y de tener salarios con mejores condiciones en la Unión Americana que en otras naciones.

Los dreamers también han manifestado temor porque el gobierno de Estados Unidos utilice sus datos para destinarlos a las autoridades migratorias

Todo indica que la decisión final está en manos del Congreso de Estados Unidos, de acuerdo con especialistas.