Back
Image Alt
  /  Educación   /  México tiene más de 21 millones de personas en rezago educativo: CONEVAL.

México tiene más de 21 millones de personas en rezago educativo: CONEVAL.

321

 

Por Dante Aguilar

Al cierre de 2015, México tenía 21.8 millones de personas en rezago educativo, lo que equivalía al 17.9 por ciento de la población en nuestro país, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Esta cifra es inferior a la que se presentaba en nuestro país en 2010, cuando el rezago educativo afectaba a 23.7 millones de personas.  

 ¿Cómo se mide el rezago?

Si una persona tiene 15 años y no cuenta con escolaridad o la tiene pero no concluyó la secundaria, se encuentra en rezago. 

Los tres estados con mayor rezago educativo son Chiapas con 30 por ciento, Oaxaca 27.9 por ciento y Michoacán con 27.2 por ciento. 

En el extremo opuesto, está la Ciudad de México con 8.9 por ciento , Nuevo León con 11.6 por ciento y Coahuila con 12.3 por ciento.

En el caso de Querétaro, presenta un rezago educativo en 14.9 por ciento de su población al cierre de 2015, según el CONEVAL, cifra inferior a la reportada en 2010 cuando se situaba en 19.5 por ciento. 

De los 21.7 millones de mexicanos en rezago educativo, 13.4 millones pertenecen a población mayor a 34 años, 5.9 millones corresponden a personas menores a 33 años; y 2.4 millones son habitantes de entre 3 y 15 años de edad.  

Educación para todos?

El estudio Tod@s realizado por la organización Mexicanos Primero (mexicanosprimero.org) revela que de 100 niños que entran a primero de primaria sólo 77 de ellos entran a la secundaria y solo 57 llegan a estudiar el bachillerato en tiempo y forma. 

En México, la población de 25 a 34 años que había alcanzado la educación media superior aumentó en 8 puntos porcentuales entre 2005 y 2012, al pasar de 38 por ciento a 46 por ciento. Sin embargo, ese 46 por ciento es muy inferior al promedio de la Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económico, (OCDE), que es de 83 por ciento. 

Eso implica condiciones educativas, labores y de competitividad muy distintas para un habitante mexicano en esa edad, en relación con los habitantes de los otros países que integran la OCDE.