Back
Image Alt
  /  Investigación   /  Recursos de procedencia ilícita un cáncer para México

Recursos de procedencia ilícita un cáncer para México

311

De acuerdo con la consultora en seguridad Stratfor cada año en México se lavan entre 19 mil a 39 mil millones de dólares de delincuencia organizada. La mayor parte del dinero procede de Estados Unidos. Cabe mencionar que hay varios mecanismos sin que no están involucrados al narcotráfico, extorsión o secuestro. El Lavado de dinero se puede dar en compra de autos, joyas, obras de arte, propiedades, rentas y servicios.

La delincuencia organizada son los que mayormente se encuentran vinculados, pero también entran funcionarios públicos que desvían recursos públicos y los utilizan en actividades ilícitas. De acuerdo a Ley Federal para la Prevención e Identificación de Recursos de Procedencia Ilícita, prohíbe las operaciones en efectivo que sean mayores a US$40.000. Cuando estas operaciones se deberán reportar ya que es considerada como inusual por rebasar el límite legal.

En nuestro país existen varios casos de operaciones con recursos ilícitos como el caso de Elba Esther Gordillo, Javier Duarte, Amado Yáñez, Roberto Borge, Humberto Moreira, Andrés Granier.

Elba Esther Gordillo

La ex líder del SNTE fue aprendida en febrero del 2012 por la PGR por los cargos de delincuencia organizada y desvío de recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) por más de 2 mil millones de pesos que fueron desviados de las cuotas que pagan los docentes de su organización. De acuerdo al periódico Reforma la maestra gastaba de 7 a 15 millones de pesos al mes en sus gastos personales. La PGR detectó que entre las transferencias y los depósitos de los beneficiarios fue la empresa Gremio Inmobiliario El Provisor, SA, de la cual son accionistas Isaías Gallardo Chávez y José Manuel Díaz Flores en esos movimientos estaba involucrada la maestra. Otra de sus operaciones ilícitas detectadas por la PGR fue entre 2010 y 2011 se realizaron pagos Ademex, empresa dedicada a la venta de aviones executivos por un total de 34 millones 540 mil pesos.

Entre esos y más gastos Elba Esther desvió ilegalmente los recursos de los trabajadores de la educación para su beneficio personal y de varios de sus cómplices.

 

Javier Duarte

El ex gobernador de Veracruz está en proceso por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. El monto de los desvíos por los que se le imputan Duarte son por mil 670 millones de pesos. El desvío se debe a contrataciones por la Secretaria de Salud de Veracruz, Servicios Diversos del Gobierno estatal, Secretaria de Desarrollo Portuario del estado y la Secretaria de Salud local. Las empresas que fueron contratadas y beneficiadas con los supuestos pagos fueron: Solaria, Agatone Advisory, Diseños Artitecturales Melgar y Farmacias Genéricos, por servicios que nunca fueron realizados.

Las transferencias entre otras empresas era con lo que se buscaba sacar el dinero de las arcas del gobierno de Veracruz y con esos contratos se justificaban los gastos para lavar esos recursos. Entre sus gastos estrafalarios está “Candelaria” un yate de un millón de euros, una casa en las Lomas de Chapultepec con un valor de 42 millones de pesos.

Amado Yáñez

Salió libre a principio del 2017 después de dos años y medio de haber estado en prisión luego de el Juzgado Décimo Cuarto del Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad en la Ciudad de México le fijara un fianza de 7.5 millones de pesos. El dueño de Oceanografía se le identificaba por las acusaciones durante el gobierno de Vicente Fox por fraude y tráfico de influencias a distintas corporaciones.

Yáñez fue mandado a prisión por el delito de violación grave a Ley de Instituciones de Crédito por haber presentado 166 estimaciones falsas a Banamex de su empresa Oceanografía para obtener créditos para obtener créditos por 5 mil 312 millones 330 mil pesos en lo que la institución bancaria extendió el crédito por cuantas por pagar que se le cobrarían a Pemex Yánez también está inculpado por el presunto desvío de un préstamo de Banamex por 55 millones de pesos a AMRH International Soccer, la empresa que administraba al equipo de futbol Gallos Blancos, del cual fue dueño.

Yáñez entró al futbol al comprar la franquicia de Jaguares de Chiapas y Toros Neza para mudarlos a Querétaro y Campeche respectivamente. Tras su captura la administración y la razón social quedó a manos de PGR provocando que los jugadores no cobrarán sueldo por varios meses.